Tipos de carbón en función de su poder calorífico

Los tipos de carbón que existen en el mercado son muy variados, así como la manera de clasificarlos. En este post vamos a guiarnos por su poder calorífico para ordenarlos de un menor poder a uno mayor. En total son cinco los distintos tipos de los que vamos a hablar: Turba, Lignito, Bituminoso y Antracita.

  • Turba: se forma durante la primera de las etapas de la transformación, en las zonas pantanosas y ambientes con poco oxígeno. Este es el carbón con un menor contenido en carbono y, por lo tanto, es el que tiene un poder calorífico para la combustión menor.
  • Lignito: este es un tipo de carbón muy abundante y a diferencia de la turba su poder calorífico es mayor. También se le llama subbituminoso y se caracteriza por tener un color pardo y una estructura fibrosa, además de una elevada humedad.
  • Bituminoso: Sus características principales es que es un carbón duro, de color negro o marrón muy oscuro y que posee betún. Su contenido de carbono es de entre un 60%-80%. Dentro de este tipo de carbones se encontraría la hulla, la cual posee un contenido en carbono de entre el 75%-90% y poder calorífico mucho más elevado al del anterior. Como dato característico mencionar que este fue el tipo de carbón que originó la carboquímica.
  • Antracita: tiene una consistencia dura y es el que posee una mayor cantidad de carbono, pues puede contener hasta un 95% ya que es el más evolucionado. De los distintos tipos que se mencionan en este post es el que mayor poder calorífico y el que menos cantidad de materias volátiles tiene, por lo que su ignición es complicada, ya que apenas desprende humo o llama. Su apariencia es de un color negro brillante y una composición en forma de estructura cristalina.

Además de los carbones mencionados anteriormente, también existe otro tipo que es el carbón vegetal. Se consigue quemando madera o residuos vegetales a temperaturas muy elevadas y en ausencia de aire. Suele utilizarse como combustible y su poder calorífico es mucho mayor que el de la madera, suele contener alrededor de un 80% de carbono. De él se obtiene el carbón activo, un tipo característico por su elevada pureza y su cuerpo poroso.

En Carbones Todo en Negro somos especialistas en la distribución, venta y envío de carbón a nivel nacional. También tenemos un alto surtido en distintos tipos de leña y material para el prendido de hogueras. Disponemos de un servicio a domicilio de carbón, así que no dudes en contactar con nosotros si necesitas asesoramiento o deseas realizar algún pedido.

El poder calorífico del carbón y de la leña

Carbón y leña

El carbón y la leña son dos combustibles naturales que otorgan un alto poder calorífico en las viviendas y a la hora de cocinar alimentos. En este Post vamos a conocer las diferencias caloríficas que existen entre los diferentes tipos de leña y carbón.

Poder calorífico del carbón

Dependiendo de si el carbón es de origen mineral o vegetal tiene un nivel calorífico diferente. No es lo mismo calentar una vivienda con carbón mineral que con carbón vegetal.

El poder calorífico del carbón vegetal.

poder-calorifico-carbon-vegetal
El carbón vegetal tiene un alto poder calorífico.

El carbón vegetal es un combustible frágil y sólido con un alto contenido en carbono. El poder calorífico de este tipo de carbón oscila entre los 29.000 y los 35.000 kJ/kg

Este tipo de carbón se produce calentando la madera y los residuos vegetales a elevadas temperaturas (entre 400º y 700º) dando lugar a la carbonización. Puede utilizarse leña para obtener carbón vegetal.

El carbón vegetal es muy utilizado como combustible en las barbacoas y asadores por su alto poder calorífico ecológico y no contaminante.

El carbón vegetal de buena calidad puede llegar a estar encendido durante largos periodos de tiempo y aporta un aroma y un sabor exquisito a los alimentos.

El poder calorífico del carbón mineral.

poder-calorifico-carbon-mineral
El poder calorífico del carbón mineral se utiliza para calefacciones e industrias.

El carbón mineral lleva generándose durante miles de millones de años en los subsuelos. Es una roca sedimentaria que se extrae de los yacimientos carboníferos. Surge de la degradación de los restos orgánicos.

Dependiendo del tipo de carbón mineral que se vaya a utilizar puede llegar a tener un poder calorífico de hasta 33.000 kJ/kg.

No se considera combustible de biomasa y es muy contaminante, por ello se utiliza únicamente como combustible en las calefacciones e industrias.

Poder calorífico de las leñas

No todas las leñas tienen el mismo poder calorífico. Veamos las diferencias:

Leña de Olivo

La leña de olivo pertenece al grupo de las leñas duras. El poder calorífico que tiene la leña de olivo es de, aproximadamente, 4.600 kcal/kg

Dentro del grupo de leñas duras es considerada la más blanda, se consume más rápido que el resto de leñas duras. 

Este tipo de leña es 100% natural, orgánica y de biomasa y es perfecta para cocinar.

Leña de Encina

poder-calorifico-lena-encina
La leña de encina es la leña más dura y la que más tiempo tarda en consumirse

La leña de encina es la leña más dura de todas. El poder calorífico de la leña de encina es de, aproximadamente, 4.540 Kcal/kg

Esta leña se utiliza sobre todo como combustible para las chimeneas y estufas abiertas y para cocinar carnes y pescados por el gran sabor a ahumado que otorga en los alimentos.

La leña de encina pese a su alto poder calorífico tarda mucho tiempo en consumirse y dura mucho al fuego.

La leña de roble

poder-calorifico-lena-de-roble
La leña de roble tiene un alto poder calorífico.

La leña de roble pertenece al grupo de leñas duras y tiene un alto poder calorífico de hasta 4.619 kcal/kg

El consumo de la leña de roble es muy lento y, ello hace que sea un combustible muy económico.

Astillas de pino

poder-calorifico-astillas-de-pino
Astillas de pino.

Las astillas de pino pertenecen al grupo de leñas blandas. Las astillas de pino tienen un poder calorífico de hasta 17.497 kJ/kg.

Estas astillas de pino se utilizan como encendedores y avivadores de la llama del carbón y de la leña.

Ahora que conoces el poder calorífico de cada uno de estos combustibles si te ha quedado alguna duda puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de carbón y leña de alta calidad.

Ventajas de los distribuidores de carbón y de leña a domicilio

Distribuidores de carbón y de leña a domicilio

Disponer de un distribuidor de carbón y de leña a domicilio tiene muchas ventajas. Ya no solo es la comodidad de disponer de un servicio a domicilio sino de que te aseguras de que la calidad de los productos es la óptima para cumplir con las funciones y objetivos deseados.

¿Cuáles son las ventajas de tener un distribuidor de carbón y de leña a domicilio?

Entre todas las ventajas que existen en Carbones Todo en Negro destacamos las siguientes:

  • Comodidad. No tendrás que desplazarte hasta el lugar donde se encuentra almacenada la leña y el carbón. Tampoco tendrás que cargar con todo el peso que suponen los sacos de leña. 
  • Ahorro. Al no tener que desplazarte hasta el lugar de almacenamiento ahorras dinero en gasolina y ahorrarás tiempo en el desplazamiento. 
  • Mejor calidad. El carbón y la leña no perderá sus propiedades durante el traslado porque son transportadas en condiciones óptimas. Si trasladas tu mismo la leña o el carbón puede resultar que se te moje y tengas que esperar a que se seque antes de poder utilizarla.
  • Podrás comprar más cantidad. Si vas tú mismo a comprar leña y carbón podrás comprar, únicamente, la cantidad que te quepa en tu medio de transporte. Sin embargo, si dispones de un distribuidor de carbón y de leña a domicilio podrás adquirir toda la cantidad que desees sin preocuparte del espacio de tu coche y del peso que supone la carga de cada uno de estos productos.
  • Elige la leña que se adapte a tus necesidades. Cuando tienes un distribuidor de carbón y de leña a domicilio es que podrás disponer del producto que más se adapte a tus necesidades en el caso de que se encuentre fuera de tu comunidad.
  • Sentirás más seguridad. La crisis sanitaria de la Covid-19 que estamos viviendo hace que muchas personas tengan miedo de salir a la calle y, cada vez son más las personas que recurren al servicio a domicilio. No tendrás que preocuparte de salir de casa porque te enviaremos todos los productos y toda la cantidad que necesites a tu casa.
  • Perfecto para empresas minoristas de carbón y de leña. Si eres una empresa que vende carbón y leña y necesitas grandes cantidades para tu negocio debes disponer de un distribuidor de confianza para que te garantice que todos los productos que te distribuye sean de la máxima calidad. Gracias a los distribuidores podrás disponer de toda la leña y de todo el carbón el día y la hora que lo necesites. Al disponer de grandes cantidades podrás ser tú mismo el que ofrezca el servicio a domicilio y, de esta manera, fidelizar a más clientes.

Si necesitas un distribuidor de carbón y de leña a domicilio y de alta calidad puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años en distribución de carbón y de leña a domicilio. Cada vez son más los clientes que confían en nuestros productos y servicios.

Si tienes alguna duda con alguna de las condiciones o de nuestro protocolo de trabajo puedes preguntarnos cuando quieras, te asesoraremos y te responderemos a todas las dudas que tengas sin ningún tipo de compromiso.

Ventajas y diferencias de la leña dura y la leña blanda

Diferencias entre leña dura y leña blanda

La leña dura y la leña blanda proceden de diferentes tipos de árboles y tienen funcionalidades diferentes.

La leña dura

diferencias-lena-dura-y-blanda
En el grupo de leña dura encontramos la leña de encina, de olivo y de roble.

Entre todos los tipos de leña dura que existen en Carbones Todo en Negro destacamos la leña de encina, la leña de olivo y la leña de roble.

La leña dura se utiliza como combustible calorífico para hacer fuego y mantener las brasas calientes.

Las diferencias de la leña dura con respecto a la leña blanda son las siguientes:

  • No generan tanta llama. Esto quiere decir que tienen menos riesgo de incendios en las casas. Por ello, la leña dura puede utilizarse como combustible calorífico en las chimeneas y en las estufas abiertas de las viviendas. La leña dura más recomendada para utilizarla en las chimeneas y en las estufas abiertas es la leña de encina porque es la que menos llama y ceniza produce.
  • Producen más calorías y tardan más en quemarse. Duran más tiempo en consumirse.
  • El calor que generan dura más tiempo.

Si lo que se quiere conseguir es calentar un espacio o una vivienda, la leña que hay que utilizar es la leña dura porque dura más tiempo, tarda más en consumirse y no arde tanto. 

La gran ventaja que tiene la leña dura es que es el combustible más económico que existe en el mercado.

Otra de las ventajas más significativas es que la leña bien conservada puede llegar a durar hasta 5 años.

La leña blanda

lena-dura-blanda-diferencias
En el grupo de leña blanda encontramos las astillas de pino.

Entre todos los tipos de leña blanda que existen, en Carbones Todo en Negro destacamos la leña de pino, más concretamente las astillas de pino. El pino se caracteriza por ser una madera muy blanda y tener un alto poder calorífico.

Las diferencias de la leña blanda con respecto a la leña dura son las siguientes:

  • Se consumen muy rápido.
  • Generan mucho fuego y humo. Esto hace que funcionen como encendedores de leña dura o como avivador del calor de la leña y las brasas.
  • La leña blanda también se puede utilizar como fuente calorífica siempre y cuando la estufa o chimenea sea cerrada y sea para una estancia corta.
  • Las astillas de pino también se utilizan para avivar las llamas de brasas de las barbacoas y que no se apaguen.

La leña blanda es perfecta para encender y para avivar el fuego y las brasas.

Tanto la leña dura como la leña blanda son 100% naturales y ecológicas y respetuosas con el medio ambiente. Estos tipos de leña no proceden, bajo ningún concepto, de la tala de los árboles sino que, procede de la poda de los árboles, de los restos muertos de los árboles y de la limpieza forestal.

Si lo que quieres es encender una chimenea o estufa siempre es recomendable poner leña dura y blanda para conseguir el resultado deseado.

Si necesitas adquirir leña dura y leña blanda puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de leña dura y blanda en Madrid. Si necesitas que te enviemos leña dura o leña blanda a domicilio también disponemos de ese servicio.

Para cualquier duda o consulta no dudes en preguntar a nuestros expertos, estamos encantados de asesorarte con todo lo que necesites y sin ningún compromiso.

Diferencias entre la leña de encina y de olivo

Leña de encina y de olivo

La leña de encina y la leña de olivo tiene unas propiedades y características muy similares pero los usos que tienen cada una de ellas son diferentes. La leña de encina y la leña de olivo provienen de los árboles de madera dura y tienen un elevado poder calorífico. Ambos tipos de leña son los más demandados como combustible en los hogares.

¿En qué se diferencia la leña de encina de la leña de olivo?

Leña de encina

La leña de encina pertenece al género Quercus y tiene una densidad de 1000 kg/ m3. Tiene una gran capacidad calorífica y su combustión es muy lenta

La leña de encina se diferencia de la leña de olivo porque se usa principalmente para:

  • Chimeneas abiertas. La leña de encina es muy utilizada en chimeneas y en estufas abiertas. Tarda mucho tiempo en prender y no genera mucha llama ni ceniza. Es la idónea para evitar incendios.
  • Largas estancias. Si quieres mantener una chimenea o estufa encendida durante largos periodos de tiempo es aconsejable que se utilice la leña de encina porque, al consumirse de manera tan lenta, no se necesitará grandes cantidades de leña para poder calentar la estancia.
diferencia-lena-encina-y-olivo
La principal diferencia entre la leña de encina y la leña de olivo es el tiempo que tarda en prender y la llama que genera.
  • Cocinar carnes y pescados. Si vas a organizar una comida con amigos o familiares y quieres cocinar la carne o el pescado con leña, la más apropiada es la leña de encina. La leña de encina otorga a los alimentos el auténtico sabor a ahumado y, cómo no genera mucha llama, no quema los alimentos.

Leña de olivo

La leña de olivo pertenece al grupo de la Olacea Europea y tiene una densidad entre 850 – 1100 kg/ m3. Al igual que la leña de encina tiene una elevada capacidad calorífica pero, se diferencia de ésta porque su combustión es más rápida.

La leña de olivo se diferencia de la leña de encina porque se usa principalmente para:

  • Chimeneas cerradas. La leña de olivo es muy utilizada en chimeneas y estufas cerradas porque genera mucha llama. Tarda menos tiempo en encenderse y en calentar la estancia que la leña de encina.
  • Estancias cortas. Si lo que deseas es calentar la vivienda de manera rápida porque vas a estar pocas horas, la leña de olivo es ideal. Tiene la capacidad de calentar, gracias a sus llamas, las viviendas de manera más rápida. Si vas a utilizar leña de olivo en una chimenea o estufa abierta debes tener el fuego controlado de manera constante para evitar incendios.
  • Cocinar pucheros, caldos, estofados. Si lo que deseas es cocinar pucheros, caldos o estofados la leña ideal es la leña de olivo porque, al generar más llama, se cocinan mucho mejor que si se utilizase la leña de encina. Estos platos quedarán mejor preparados y con mucho más sabor.

Ambos tipos de leñas necesitan estar totalmente secas. La leña de encina y la leña de olivo cuando contienen una humedad por encima del 20% pierden muchas propiedades caloríficas y no se obtiene el resultado deseado.

Ahora que conoces las diferencias entre la leña de encina y la leña de olivo puedes adquirir la que más se ajuste a tus necesidades. La leña de mala calidad se consume mucho más rápido que la leña de alta calidad.

Si necesitas leña de encina o de olivo de alta calidad puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de leña de encina y de olivo a domicilio en Madrid. Si tienes alguna duda o consulta te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso.

Carbón mineral. Definición y usos

¿Qué es el carbón mineral? Origen

El carbón mineral es considerado una roca sedimentaria de color negro muy rica en carbono. Tiene una alta capacidad calorífica y es uno de los combustibles fósiles más utilizados en el mundo.

El carbón mineral se encuentra en las profundidades del subsuelo. Es la descomposición de numerosos recursos naturales y de vegetales muertos que se encuentran en las profundidades de los pantanos y lagunas. Estos se terminan carbonizando en las profundidades con la presión de las rocas sedimentarias que van aumentando su dureza. Estos depósitos se llevan generando durante millones de años.

Este carbón se extrae mediante la excavación en minas y en subsuelos. El carbón mineral lleva utilizándose como combustible desde la edad media. El uso de carbón mineral como combustible era utilizado como la principal fuente de energía en el S.XVI.

Usos del carbón mineral

La principal utilidad del carbón mineral desde hace varios siglos es la de la generación de electricidad. En la era industrial lo utilizaban como combustible para las industrias y para calentar las viviendas. En Carbones Todo en Negro destacamos las siguientes utilidades del carbón mineral:

carbón-mineral-definición-usos-ventajas
El carbón mineral tiene un alto poder calorífico.
  • Combustible calorífico en los hogares. Antiguamente el carbón mineral era muy utilizado como fuente de energía calorífica. Hoy en día, el carbón mineral, está quedando en el olvido porque cada vez es más utilizado otras fuentes como el gas, el propano, la electricidad e, incluso, la leña. Muchas personas todavía continúan utilizando el carbón mineral como combustible en las estufas y en las fraguas por su alto poder calorífico.
  • Siderurgia. El carbón mineral es muy utilizado para conseguir una mayor dureza y resistencia en el hierro gracias a su carbono.
  • Industrias. Es muy utilizado en las fábricas como fuente de energía para fabricar algunos materiales como, por ejemplo, el cemento.
  • No se puede utilizar para cocinar alimentos. Muchas personas confunden el carbón mineral con el carbón vegetal. Si lo que quieres es cocinar debes utilizar carbón vegetal u otras fuentes de combustión como la leña.

Ventajas e inconvenientes de utilizar carbón mineral

Ventajas de utilizar carbón mineral

Son muchas las ventajas que tiene utilizar el carbón mineral como combustible. En Carbones Todo en Negro destacamos las siguientes:

  • El carbón es una fuente de energía muy económica y, pese a que es limitado, es una de las fuentes de energía más abundantes del mundo.
  • El carbón mineral puede llegar a ser transformado en carbón líquido y gaseoso.
  • Es ideal como combustible para las estufas como fuente calorífica en las viviendas.

Inconvenientes de utilizar el carbón mineral

Los inconvenientes del carbón mineral son los siguientes:

  • No es una fuente de energía renovable porque es limitado y termina agotándose.
  • Es un combustible más tóxico que otros recursos como la leña o el carbón vegetal. Las plantas de energía impulsadas por el carbón son tóxicas para el medio ambiente. Esto puede llegar a resultar perjudicial para la salud si no se utiliza bien.
carbón-mineral-ventajas-usos
El carbón mineral es finito.

Si necesitas disponer de carbón mineral de calidad a domicilio en Madrid puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en carbones mineral, vegetales y en leña. Si tienes alguna duda o consulta nuestros expertos le asesorarán encantados y sin ningún tipo de compromiso.

Conservar la leña. Consejos

¿Cómo conservar la leña?

La leña tiene la gran ventaja de que se puede usar en cualquier momento a diferencia de las calderas o radiadores que se pueden estropear y quedarte sin calefacción y sin poder cocinar durante unas horas e incluso días. Sin embargo, la leña bien conservada puede llegar a durar hasta 5 años.

Para poder utilizar la leña siempre que quieras esta debe de estar bien conservada y almacenada para que no pierda ninguna de sus propiedades. Si no sabes cómo conservar la leña de manera óptima en Carbones Todo en Negro te vamos a a dar unas pautas y consejos para que tengas la leña bien conservada y en las mejores condiciones para que su eficiencia sea lo más alta posible.

Pautas y consejos para conservar la leña 

Tiene que estar seca. Lo primero que debes tener en cuenta es que la leña tiene que estar seca para que no pierda las propiedades caloríficas. 

Lugar de almacenamiento. Para que la leña se mantenga seca hay que almacenarla en un lugar donde no haya humedad y exista una buena ventilación. Si vas a almacenarla en una zona exterior tienes que asegurarte de que está tapada con una lona por encima y que tiene buena ventilación por los laterales. Hay que procurar que nunca toque el suelo ya que los días de lluvia puede mojarse mucho. La luz solar es vital para el secado de la madera. Otro error es el de almacenar la leña pegada a la pared, esto también impide la correcta ventilación de la madera.

Almacenaje. No caigas en el error de apilar toda la leña junta, procura siempre dejar un espacio de unos centímetros entre cada uno de los troncos para que exista una buena corriente de aire. El resultado de tener toda la leña apilada sin buena corriente de aire puede ser la aparición de moho o que se pudra la madera y ya no tenga ninguna utilidad salvo estorbar.

Utiliza insecticidas. Dependiendo de donde tengas almacenada la leña es aconsejable que hagas uso de los insecticida para evitar la entrada de las termitas u otros insectos que terminen con la vida de los troncos de leña.

Palés, estanterías de diseño. Existen un montón de opciones en las cuales poder almacenar la leña. Hay palés especiales donde podrás organizar la leña por tipo y tamaño y, en caso de que tengas una casa con un espacio reducido y lo que te guste es el diseño de interiores hay una gran variedad de opciones donde poder guardar la leña.

La leña bien almacenada como ya sabemos es que puede durar mucho años pero, la duración de la misma no solo depende de cómo la conservemos sino, también, de la calidad de la misma. La leña de mala calidad no solo se consume más rápido y se necesita más cantidad sino que, además, se estropea y se pudre antes. Por ello, si lo que deseas es almacenar grandes cantidades de leña para que te duren mucho tiempo es recomendable que se adquiera leña de gran calidad.

Si necesitas más consejos o tienes más dudas acerca de cómo conservar y almacenar la leña para que no pierda sus propiedades caloríficas puedes contactar con nuestros expertos de Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia distribuyendo leña de calidad a domicilio en Madrid. Le asesoraremos encantados y sin compromiso con todo lo que necesite saber.

¿Qué es mejor la leña o el carbón para cocinar alimentos en la barbacoa?

Leña o carbón para cocinar en barbacoas

¿Quieres organizar una barbacoa con amigos o familiares y no sabes si utilizar leña o carbón? En Carbones Todo en Negro vamos a ayudarte a que tomes la mejor elección en el combustible.

Son muchas las personas que piensan que la única diferencia que existe entre el carbón y la leña para hacer barbacoas es lo que tarda en encenderse, la duración del fuego y el espacio que ocupa pero, lo cierto es que, la gran diferencia que existe entre los dos tipos de combustible es el sabor que deja en los alimentos.

Las barbacoas se pueden cocinar tanto con leña como con carbón y siempre se genera la duda cuál de los dos tipos de combustible utilizar. Por ello te vamos a dar unos consejos.

Carbón para barbacoas

El carbón, a diferencia de la leña, es un combustible que es mucho más fácil y rápido de encender, con tan solo 20-30 minutos tienes tus brasas listas para colocar la comida.

carbon-lena-cocinar-barbacoas
El carbón es perfecto para las comidas variadas y tarda muy poco tiempo en encenderse.

Otra de las diferencias que tiene con la leña es que genera mucho menos humo.

Si vas a realizar una barbacoa en el interior de una vivienda o en un lugar donde haya poca ventilación es recomendable que se utilice el carbón como combustible.

Si lo que quieres hacer es una barbacoa con alimentos variados la mejor opción es la de optar por el carbón como combustible. 

El carbón deja a las carnes un sabor espectacular, un olor característico y no tardan mucho tiempo en hacerse.

Uno de los inconvenientes que tiene el uso del carbón es que hay algunos que chispean y ello hace que se consuma mucho más rápido. Además, estas chispas pueden resultar peligrosas. Por ello, hay que saber escoger bien el carbón y adquirir uno de buena calidad.

Leña para barbacoas

Si lo que quieres es hacer una barbacoa en una zona interior de la vivienda o en un lugar donde haya poca ventilación no vas a poder recurrir al uso de la leña como combustible para cocinar los alimentos. La leña es un combustible que genera tanto humo que, si no hay una correcta ventilación, podría llegar a resultar tóxico.

lena-carbon-cocinar-barbacoa
La leña tarda más tiempo en prender pero el sabor que deja a los alimentos es inigualable.

Si por el contrario, estás al aire libre o en un lugar donde exista una buena ventilación puedes optar por el uso de la leña como combustible para tus alimentos.

La leña es el combustible perfecto para cocinar arroces, pescados y verduras por el sabor a ahumado que deja en estos alimentos.

Si vas a cocinar arroz o pescado la leña ideal es la leña de encina pero si, por el contrario, optas por cocinar verduras es mejor que optes por la leña de olivo.

Uno de los inconvenientes que tiene la leña con respecto al carbón es que esta tarda mucho más tiempo en encenderse. Si optas por hacer una barbacoa de leña es aconsejable que se empiece a preparar esta con tiempo e, incluso, empezar a prepararla antes de que lleguen los invitados para poder tenerla a punto.

Hay que tener mucho cuidado con que no se quemen los alimentos porque la leña genera mucha llama, hay que tener la barbacoa controlada.

Si necesitas carbón o leña de calidad para tu próxima barbacoa o tienes alguna duda o consulta puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de carbón y leña a domicilio en Madrid.

Beneficios de la leña como combustible

Beneficios de las chimeneas de leña y las cocinas de leña

La chimenea de leña lleva siglos utilizándose como fuente calorífica en las viviendas y en la actualidad se utiliza por todos los beneficios de la leña como combustible. El combustible que se utiliza para calentar las chimeneas es la leña. La leña es un combustible 100% natural, ecológico y respetuoso con el medio ambiente

Beneficios de la leña como combustible

  • Es el combustible más económico que existe. Ahorras en electricidad y en gas. Respeta al medio ambiente porque es 100% ecológico. La leña no procede de la tala de los árboles sino de la poda.
  • La eficiencia térmica tiene un rendimiento mucho mayor al del gas y la electricidad.
  • A diferencia de otros combustibles caloríficos, la leña no tiene poder de explosión.
  • Si alguna vez te quedas sin gas o sin electricidad, la leña no te va a fallar en ese sentido. Siempre que tengas unos cuantos troncos de leña y un encendedor siempre podrás disfrutar del calor en el momento en el que lo necesites.
  • No solo funciona como combustible para proporcionar calor sino que, además, sirve para cocinar en hornos de leña. La leña ofrece a los alimentos un sabor único e inigualable a los platos.
beneficios-de-la-leña
La leña se puede utilizar también para cocinar alimentos.
  • Las chimeneas de leña y las cocinas de leña tienen una vida mucho más longeva. Las calderas se estropean mucho antes que las chimeneas y las cocinas de leña. El único mantenimiento que tienen es el de la limpieza de la ceniza.
  • La instalación es mucho más sencilla que la instalación de calderas, radiadores y cocinas de gas. Lo único que se necesita, obligatoriamente, es una buena salida de humos para no intoxicarse.
  • El calor y el fuego de la leña es muy acogedor. En el caso de tener una cocina de leña, el calor que expulsa el horno se puede aprovechar como fuente calorífica para el resto de la vivienda.
  • Es muy decorativo. Disponer de una chimenea o de una cocina de leña son dos elementos muy decorativos. La leña hace muchos años era el combustible tradicional, de uso diario y el único que existía y ahora tener leña en casa ofrece una decoración muy rústica.

Inconvenientes del uso de la leña

  • Genera ceniza a diferencia del gas y la electricidad.
  • Produce mucho humo, por ello es necesario que exista una salida de humos.
  • Si no está bien controlado el fuego puede ser la causante de incendios.
  • Es más costosa porque hay que estar limpiando la chimenea y controlando el fuego a cada rato.
  • Necesitas un lugar para poder almacenar toda la leña. Si tu vivienda es pequeña quitarás mucho espacio para guardarla.
  • Encender la leña no es igual que encender el gas o la electricidad que con tan solo darle a un botón ya está encendido. El encendido de la leña es costoso y requiere tiempo hasta que comienza a prender la madera y a generar calor.

Los beneficios de la leña como combustible son muchos pero hay que saber elegir bien el tipo de leña que se va a adquirir para cada una de las situaciones. No es lo mismo utilizar leña para cocinar que para calentar la vivienda en una estufa cerrada o en una chimenea abierta. Otro de los factores a tener en cuenta es la calidad de la leña. Comprar leña de mala calidad supone que se consuma muy rápido y tengas que utilizar mucha cantidad y que no proporcione el calor deseado. Es fundamental adquirir leña de buena calidad.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de la leña como combustible y quieres comprar leña de buena calidad puedes contactar con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de leña de calidad a domicilio. Si tiene alguna duda o consulta le asesoraremos encantados.

Encender una chimenea paso a paso

¿Cómo se prepara y se enciende una chimenea?

¿Es la primera vez que vas a encender una chimenea y no sabes por dónde empezar? En Carbones Todo en Negro te vamos a decir paso por paso como encender la chimenea para que no cometas ningún error ni te lleves ningún susto.

Encender una chimenea no es una tarea fácil, a diferencia de la caldera o un radiador que con darle a un botón ya se ha encendido, la chimenea requiere varios pasos y tiempo hasta conseguir que empiece a calentar.

Materiales necesarios para encender la chimenea

  • Troncos de leña. Dependiendo del tipo de chimenea que dispongas tendrás que utilizar un tipo de leña u otro (para chimeneas abiertas la leña de encina es la ideal) y en función del tamaño de la chimenea tendrás que introducir 2 o 3 piezas de troncos de leña.
encender-una-chimenea-paso-paso
El número de troncos dependerá del tamaño de la chimenea.
  • Astillas de pino. Para ayudar a que la leña prenda más rápido hay que introducir entre 5 y 10 trozos de astillas de pino.
  • Bolas de papel. Ayudarse con bolas de papel siempre es positivo para calentar antes la chimenea.
  • Cerillas o mechero. Comenzaremos prendiendo las bolas de papel para que estas comienzan a prender el resto de astillas de pino.

Pasos para encender la chimenea

1º Lo primero y lo más importante de todo es que debes asegurarte que la chimenea está libre de cualquier sustancia química, que no tiene ningún objeto alrededor que pueda incendiar la casa y que los niños no estén cerca de ella.

2º Después hay que introducir los troncos de leña y colocarlos en forma de cruz.

3º A continuación, se colocarán las astillas de pino por encima de la leña para conseguir que prendan bien la leña.

4º Una vez tenemos la leña y las astillas de pino colocadas, hay que hacer bolas de papel y colocarlas por encima, por debajo y entre la leña y las astillas de pino.

5º Este último paso se puede hacer mientras se van colocando las bolas de papel. Con la ayuda de un mechero o de una cerilla se procederá a quemar las bolas de papel.

pasos-encender-una-chimenea
Rejillas protectoras.

Estos son los pasos principales para encender una chimenea pero, esto es solo el principio. Las chimeneas tienen que tener el fuego constantemente vigilado y, más aún, si se trata de una chimenea abierta.

Utilizar leña de encina puede suponer que la leña se apague o no se encienda del todo. En el caso de que la leña se esté apagando o tenga poca fuerza hay que ayudarse, como he comentado anteriormente, de las astillas de pino. Las astillas de pino no solo sirven para ayudar a encender el fuego sino que, también, ayudan a reavivar la llama.

Debes disponer de unas tenazas especiales o de un fuelle que también ayudan mucho a que el fuego no se apague. Hay que tener especial cuidado con el uso del fuelle porque utilizarlo mal en una chimenea abierta puede provocar incendios. El fuelle es un instrumento que ayuda a avivar la llama y a encender los troncos más grandes con la ayuda del aire.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de encender una chimenea

  • Asegurate que tienes salida de humos. Pese a que la leña es 100% ecológica y natural el humo podría llegar a intoxicar a las personas que se encuentran en el interior de la vivienda.
  • La leña tiene que estar seca. Introducir en la chimenea leña húmeda va a resultar que estás haciendo un trabajo en vano porque no va a prender tanto.
  • Si te vas a ir y quieres que la chimenea permanezca encendida ponle el protector metálico y no introduzcas encendedores, es mejor que se apage con el tiempo a que se produzcan incendios.

Si necesitas leña para la chimenea de calidad o tienes más dudas acerca de como encender una chimenea puedes con Carbones Todo en Negro. Somos una empresa con más de 25 años de experiencia en distribución de leña para chimeneas a domicilio en Madrid. Si tienes alguna duda o consulta te asesoraremos encantados.